Aguas lluvias, el reto de las ciudades de hoy

Aguas lluvias, el reto de las ciudades de hoy

Los Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible SUDS, surgen como alternativa eco-eficiente para afrontar los problemas de inundaciones que amenazan a las grandes ciudades del mundo, incluidas las colombianas.

Los hechos demuestran que el cambio climático está afectando los sistemas de alcantarillado de las grandes ciudades, lo que supone un reto enorme para países como Colombia, donde las lluvias serán cada vez más intensas y el volumen de agua superior al registrado hoy. Pero… ¿estamos preparados para enfrontar esos escenarios?

Con la urbanización de las ciudades se formulan las normas que regulan la prestación de los servicios públicos y en especial el de alcantarillado de aguas residuales y lluvia. El desarrollo urbano y los proyectos de ingeniería se orientaron a eliminar las aguas lluvia disponiéndolas en las calles o en grandes colectores para transportarlas rápidamente. Los resultados no han sido satisfactorios, ya que, sin excepción, las capacidades de las tuberías pluviales no son suficientes y renovar completamente el alcantarillado tampoco es factible, por lo que continuamente se presenta el problema de inundaciones que causan grandes daños a la población y a la infraestructura.

Por esta razón, las prácticas y procedimientos de construcción han empezado a orientarse hacia la sostenibilidad, en la cual las aguas lluvias son un recurso susceptible de aprovechar, lo que ha generado cambios en las normas que regulan las redes de alcantarillado.

Bogotá, por ejemplo, ya cuenta con la norma NS-085 de la E.A.A.B., que establece soluciones que involucran la aplicación de Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible (SUDS), para retener el mayor tiempo posible las aguas lluvias en su punto de origen sin generar problemas de inundación, minimizando los impactos del sistema urbanístico en cuanto a la cantidad y calidad de la escorrentía y evitando así el sobredimensionamiento o ampliaciones innecesarias en el sistema. De igual manera el nuevo Reglamento de Agua Potable y Saneamiento Básico (RAS) de aplicación nacional, expedido en el año 2017, establece las condiciones para el manejo sostenible de las aguas lluvias en los   nuevos desarrollos urbanos, donde se modifique la cobertura del suelo que permitan disminuir en un 25% los caudales picos de los flujos de aguas lluvias para evitar la sobrecarga de los alcantarillados pluviales, minimizando así los riesgos de inundación. La filosofía de los SUDS es reproducir, de la manera más fiel posible, el ciclo hidrológico natural previo a la urbanización o actuación humana.

En términos de manejo sostenible de aguas lluvia, éstos recomiendan retenerla, aprovecharla, y no transportarla totalmente; considerando que se darán excesos que deben alimentar los cuerpos de agua para que continúen en el ciclo hidrológico.

Los beneficios son innumerables, entre ellos prevenir la contaminación del agua lluvia, control de inundaciones, recarga de agua subterránea y protección ambiental. Esto requiere tratar la escorrentía cerca de donde cae la lluvia, manejar la contaminación y proteger los medios receptores de agua. De ahí la importancia de las buenas prácticas en los hogares a través de una recolección y disposición apropiadas y de educación pública.

Existen varios procedimientos, tecnologías y productos para el manejo sostenible de aguas lluvia, cuyo objetivo es la retención temporal.  Este manejo permite, entre otros beneficios, aprovechar esas aguas retenidas en la descarga de inodoros, orinales, regadío de zonas verdes y labores de aseo.

De esta manera, la innovación llevó a Pavco a desarrollar Sistemas de Drenaje Urbano para gestionar el exceso de agua derivado de la impermeabilización de las superficies y del crecimiento poblacional. Tal es el caso de Aquacell, sistema que permite construir depósitos retenedores de las aguas lluvia en casi cualquier sitio, evitando con ello los excesos escorrentía, minimizando la sobrecarga de los ya deficientes sistemas de drenaje urbano y permitiendo infiltrarla en el suelo natural o aprovecharla. 

Es nuestro compromiso frente los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS11, Ciudades y Comunidades Sostenibles, en el que se establece promover la mitigación del cambio climático y la adaptación a él, en línea con nuestra principal actividad productiva, los sistemas de conducción de agua potable, soluciones para alcantarillado y recolección de aguas lluvia.


Por: Ernesto Guerreo Molina, Vicepresidente comercial de Pavco

Comparte