Tanques de tormenta ya son una realidad en Antioquia

Tanques de tormenta ya son una realidad en Antioquia

Con sistemas de drenaje urbano, Pavco plantea soluciones para hacer frente al cambio climático

 

En Apartadó, Pavco participó en el diseño y construcción de un tanque de amortiguación de aguas lluvia dentro del parque – estadio “Caterine Ibargüen”.

 

La innovación llevó a la compañía Pavco a desarrollar Sistemas de Drenaje Urbano para el manejo sostenible del agua lluvia, ante la amenaza derivada de las fuertes inundaciones causadas por fenómenos como el cambio climático y el crecimiento poblacional.

 

En respuesta a esa realidad, se creó Aquacell, sistema que permite construir depósitos retenedores de las aguas lluvia en casi cualquier sitio, evitando con ello los excesos de escorrentía, minimizando la sobrecarga de los sistemas de drenaje urbano y permitiendo infiltrarla en el suelo natural e incluso aprovechar esas aguas retenidas en la descarga de inodoros, orinales, regadío de zonas verdes y labores de aseo.

 

En Antioquia, Pavco participó en el diseño de un tanque de amortiguación de aguas lluvia dentro del parque – estadio “Caterine Ibargüen”, ubicado en el municipio de Apartadó. El tanque, con un volumen de 430 m³, busca responder a las necesidades climáticas de la región, que cuenta con una precipitación promedio de 3.000 mm/año.

 

El tanque de tormenta –como se le conoce-  está ubicado bajo la zona verde interna de la pista de atletismo y contribuirá a solucionar el problema de manejo del drenaje de aguas lluvia de la pista perimetral de atletismo y de la misma zona verde interna. 

 

El agua lluvia ingresa al sistema por dos zonas: la primera es proveniente de las cámaras Novacam de desarenación, con tuberías Novafort para drenar el agua del cárcamo de la pista perimetral, y la otra zona corresponde a un sistema de filtrado con grava por la parte superior del Aquacell, el cual permite el drenaje de la zona verde. En una segunda etapa del proyecto, se aprovecharán las aguas lluvia en los baños y riego de zonas verdes.

 

“En necesario hacer un manejo sostenible de aguas lluvia, porque las capacidades de las tuberías pluviales no son suficientes y renovar completamente el alcantarillado tampoco es factible, por lo que continuamente se presenta el problema de inundaciones que causan grandes daños a la población y a la infraestructura”, explica Ernesto Guerrero Molina, Vicepresidente comercial de Pavco.

 

De hecho, las normas vigentes, como el nuevo Reglamento de Agua Potable y Saneamiento Básico (RAS) de aplicación nacional desde el 2017, recomiendan retener las aguas lluvia, aprovecharlas y amortiguar el pico de caudal al menos en un 25%; considerando que se darán excesos los cuales se pueden aprovechar en zonas verdes o infiltrar y alimentar los cuerpos de agua subterráneos ayudando a conservar el ciclo hidrológico natural.

 

De acuerdo con el directivo, los beneficios de los Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible (SUDS), son innumerables, entre ellos prevenir la contaminación del agua lluvia, control de inundaciones, recarga de agua subterránea y protección ambiental. “De ahí la importancia de las buenas prácticas en los hogares a través de una recolección y disposición apropiadas y de educación pública”, señala.

 

Para el vicepresidente comercial de Pavco, las empresas tienen un compromiso ineludible frente a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS11, que promueven la mitigación del cambio climático y la adaptación a él.

Comparte